28 de marzo de

1814. En el rio Uruguay, tiene lugar un duro combate, a corta distancia, en la desembocadura del arroyo de la China, entre una división española mandada por el capitán de navío don Jacinto Romarate, y una insurgente de cinco buques. Estos son vencidos, volando uno de sus buques en combate y hundiendo los demás.